El propósito de la aplanadora es producir una banda perfectamente plana eliminando todos los defectos de planitud que pueden estar presentes en la banda entrante como bolsas centrales, borde ondulado, curvatura longitudinal o transversal, etc. Sin embargo, una banda plana no significa sólo aparentemente plana sino también “sin memoria”, es decir, que las chapas cortadas permanezcan planas, incluso después de tratamiento adicional, y que no retomen de nuevo su estado original, debido a la acción de las tensiones internas atrapadas.

La nueva generación de aplanadoras SALICO multi rodillo ha sido específicamente concebida para ofrecer una alta proporción de plasticidad sobre la sección de la banda, llevando la mayoría de la sección de banda por encima del límite elástico (Kp> 85%). Las tensiones internas se reducen drásticamente hasta un nivel absolutamente mínimo, asegurándose así que la planitud de las chapas se mantenga aún después de otros procesos, como estampado y corte láser principalmente.

Una combinación inteligente de diámetro de trabajo, paso de rodillos, número de rodillos de trabajo, capacidad de carga del bastidor superior, y la potencia de accionamiento del los motores y transmisión, ha hecho posible la obtención de bandas perfectamente planas y sin memoria en el lado de salida de las aplanadoras, incluso para materiales de alta resistencia a la tracción, de hasta 1.500 MPa.

En los últimos años, hemos construido aplanadoras SALICO de diferentes tamaños con cilindros de trabajo que abarcan desde los 25 mm de diámetro para bandas delgadas de aluminio, hasta los 180 mm de diámetro para bandas de acero de 25 mm de espesor.