En 1986 SALICO inventó y patentó las cizallas excéntricas rotativas. Hoy son más de 250 unidades las instaladas en todo el mundo, para todo tipo de materiales y aplicaciones.

El dinamismo, la rigidez y el equilibrio de nuestras cizallas excéntricas rotativas hacen posible unas velocidades de línea de 150 m/min en aplanadora, con capacidades de hasta 300 cortes por minuto y bandas con espesores máximos de 16 mm en alta resistencia (hasta 25 mm de espesor de banda con nuestra cizalla volante de alta capacidad).

En una línea de corte transversal resultan de vital importancia, la ausencia absoluta de marcas de cualquier tipo en la superficie o en los bordes de las chapas cortadas, al igual que las tolerancias obtenidas. Por ejemplo, en nuestro caso con valores de + / – 0,2 mm para las hojas de 2.000 mm de longitud.

Además, la cizalla rotativa SALICO es la única en el mercado que incluye, como una característica estándar, un dispositivo de corrección de inclinación, que desplaza hidráulicamente toda la máquina perpendicularmente con respecto al eje de la línea y así minimiza la diferencia en las diagonales por el posible defecto de sable en la banda entrante.

Merece también una mención la aplicación de la cizalla rotativa como herramienta de despunte rápido de cabezas y colas en líneas de corte longitudinal, de decapado, de recocido, o cualquier otro proceso continuo donde el tiempo del acumulador es limitado.