En el año 1,991 SALICO inventó y patentó la cizalla rotativa excéntrica oscilante, diseñada específicamente para el corte de trapecios, por lo general, para la industria automotriz, cortando tanto banda de acero como de aluminio.

Nuestras cizallas rotativas oscilantes pueden también incluir troqueles para el corte curvo o banana, corte omega, chevron, etc. Para ello la máquina dispone de un cambio semi automático del troquel de corte auxiliado por un carro externo.

A día de hoy la cizalla rotativa oscilante SALICO ha demostrado ser la de mayor capacidad de corte del mercado con las mejores tolerancias, siendo SALICO el fabricante con mayor número de referencias trabajando en el sector automóvil mundial.

La aplicación más habitual es para banda de hasta 2,100 * 4 mm, con velocidad hasta 90 m/min y ángulos de corte de ± 40º.