SALICO ha desarrollado sus propias grapadoras de muy diversos tipos dependiendo de la aplicación.

Así en las líneas discontinuas normalmente es suficiente con grapadoras que disponen de una o dos hileras de punzones para simple o doble grapa y eventualmente desplazables.

En las líneas continuas y en las cuales hay que garantizar absolutamente que la grapa no se abrirá en su paso por los acumuladores, bridas, hornos, etc., las grapadoras integran sus propias mordazas hidráulicas de tensionado de grapas, grapadoras móviles, desbarbadores/aplastadores de grapa, punzones para seguimiento de grapa, lubricadores, sopladores, protectores plásticos de grapa, etc.

Igualmente y pensando en las líneas continuas, en SALICO hemos desarrollado diferentes sistemas de extracción y cambio automático del troquel, que se realizan durante el tiempo de acumulación previsto y de forma que la grapadora tiene siempre el troquel limpio y afilado para garantizar que la línea continua no pare.

Las grapadoras SALICO están hoy en día operativas en diversas líneas continuas tanto para acero como para aluminio como decapados, recocido, tratamiento superficial y pasivado, limpieza electrolítica, etc.